Salud

El calor infantil peligroso se reconoce a partir de estos 7 indicadores

Aunque no es una enfermedad, la fiebre de un bebé puede hacer que los padres sientan pánico. Por lo tanto, es necesario saber reconocer el calor peligroso de un niño y qué pasos deben tomarse. Lo más importante es asegurarse de que su hijo no esté deshidratado. La fiebre es un síntoma o signo de que el cuerpo está combatiendo una enfermedad o infección. Al aumentar la temperatura, el sistema de defensa del cuerpo funciona enviando glóbulos blancos para combatir la causa de la infección.

¿Cómo reconocer el calor peligroso de un niño?

Niños con fiebre No todas las fiebres deben tratarse inmediatamente tomando medicamentos para reducir la fiebre. Las cosas que deben tenerse en cuenta cuando su hijo tiene fiebre son:
  • ¿Qué temperatura mide el termómetro, está por encima de los 38 grados Celsius?
  • ¿El niño se vuelve letárgico?
  • ¿Los niños tienen más hambre y sed?
  • ¿El niño se vuelve más quisquilloso?
  • ¿El niño se siente incómodo?
  • ¿Tiene el niño convulsiones?
Tomar la temperatura de un bebé debe hacerse con un termómetro, no solo tocando su cuerpo con las manos. Por lo tanto, será mucho más preciso cuál es su temperatura corporal a lo largo del tiempo. Citado por la Asociación de Pediatras de Indonesia (IDAI), la temperatura corporal normal de un niño está entre 36,5 y 370 ° C. El calor peligroso para los niños está por encima de los 400 ° C. La fiebre en los niños puede ser un signo de infección, pero no todas las fiebres son causadas por esta afección. Los bebés pueden tener fiebre debido a otros factores normales, como usar ropa demasiado gruesa hasta después de la vacunación. Además de los indicadores anteriores, estas son las características de una fiebre peligrosa en los bebés que los padres deben conocer:

1. La edad del bebé es menor de 3 meses.

En los recién nacidos de hasta 3 meses de edad, un aumento de la temperatura corporal también puede indicar una enfermedad grave. Comuníquese de inmediato con un pediatra si esto ocurre. Además, los bebés menores de 3 meses generalmente no pueden saber qué parte del cuerpo siente dolor. En lugar de adivinar, es mejor discutir directamente con los expertos. Los niños de 3 a 36 meses que tienen fiebre durante más de 3 días o una fiebre alta de más de 390 ° C también necesitan atención médica inmediata. Mientras tanto, la temperatura caliente de un niño que es peligrosa para todas las edades es> 400 ° C.

2. Duración de la fiebre

Si la fiebre dura más de 5 días, consulte también a un médico. Puede ser que existan otros factores desencadenantes que hagan que su pequeño tenga fiebre. Además, los niños de todas las edades que tienen fiebre durante más de 7 días, aunque el calor solo dura unas pocas horas, aún necesitan la ayuda del médico.

3. Temperatura corporal

Preste atención si el bebé tiene fiebre alta con una temperatura corporal superior a 40 grados centígrados. Además, si esta temperatura no desciende también después de recibir medicamentos antifebriles según la dosis.

4. Actividades para bebés

Si el bebé se niega a comer, beber, mamar o parece letárgico y reacio a moverse, llévelo al médico de inmediato. Preste atención a si el niño continúa orinando con la frecuencia habitual. Si su bebé no orina durante 8 a 12 horas, podría ser un signo de deshidratación.

5. Fiebre después de la vacunación

Es normal que un bebé tenga fiebre después de la vacunación, pero lo ideal es que no dure más de 48 horas o 2 días. La temperatura caliente de un niño que es peligrosa después de la vacunación es si el bebé tiene fiebre alta continuamente y dura más de 48 horas.

6. Aparecen moretones

Si la fiebre se acompaña de una erupción oscura como hematomas, podría ser un indicio de una infección grave. Los hematomas peligrosos no se vuelven más claros ni más pálidos cuando se presionan. Sin embargo, distinga esta erupción con una erupción roja que suele aparecer cuando un niño tiene fiebre o padece ciertos virus como la varicela.

7. Dolor al mover las extremidades

Preste atención, ¿el niño tiene dificultad para mover partes del cuerpo o siente un dolor insoportable? Un ejemplo es el dolor de cuello. Además, ¿también ver si el niño tiene dificultad para respirar o parece más pesado? Además de los indicadores anteriores, siga los instintos de sus padres. Si su hijo se ve muy incómodo, no hay nada de malo en discutirlo con un experto. [[Artículo relacionado]]

Cómo lidiar con bebés con fiebre alta

No hay necesidad de entrar en pánico si su hijo tiene fiebre. Su pequeño no siempre tiene que estar en pánico. La temperatura corporal de cada niño es diferente, dependiendo de muchos factores. Ejemplos como edad, nivel de actividad y otros. Algunas cosas que hacen que la fiebre no se preocupe demasiado son:
  • Fiebre que dura menos de 5 días y las actividades del niño siguen siendo normales.
  • Los niños continúan jugando y comiendo / bebiendo como de costumbre.
  • Fiebre leve después de recibir la vacuna durante las próximas 48 horas.
Mientras la fiebre no haga que el niño parezca letárgico, no hay necesidad de preocuparse demasiado. No hay nada de malo en darle medicamentos para bajar la fiebre como el acetaminofén y el ibuprofeno para que su pequeño se sienta más cómodo y pueda descansar. Cuando el niño está más quisquilloso y reacio a comer, no hay necesidad de forzarlo. Es solo eso, asegúrese de que se cumpla el factor crucial, es decir, beber agua, para no causar deshidratación. [[Artículo relacionado]]

Notas de SehatQ

Una vez más, la fiebre no es una enfermedad. Más bien, es el mecanismo de defensa del cuerpo contra virus o bacterias. Ayuda a tu pequeño a descansar cómodamente y cuídalo lo mejor que puedas. Para discutir más a fondo cuándo la temperatura peligrosamente alta de un niño necesita tratamiento de emergencia, pregúntale al doctor directamente en la aplicación de salud familiar SehatQ. Descárgalo ahora en App Store y Google Play.