Salud

8 causas de huesos porosos que se pueden experimentar en todas las edades

Quizás esté familiarizado con el término huesos porosos u osteoporosis. Mucha gente piensa que esta condición solo la experimentan los ancianos. De hecho, los huesos porosos pueden atacar a cualquier persona, incluidos los jóvenes. Esta condición ocurre cuando la densidad ósea disminuye de modo que se vuelve poroso y quebradizo. Las personas con huesos porosos tienen un alto riesgo de sufrir fracturas o fracturas, especialmente cuando realizan actividades de rutina como estar de pie y caminar. Entonces, ¿cuál es la causa?

Causas de huesos porosos

La osteoporosis hace que se agranden pequeños agujeros en los huesos que parecen panales. Además, la parte externa del hueso también se debilita y se adelgaza, lo que provoca la pérdida de masa ósea. Los factores que pueden causar la pérdida ósea incluyen:

1. Edad

La edad es el principal factor que causa la osteoporosis. La edad mayor de 50 años tiene el mayor riesgo. En los ancianos, la osteoporosis se produce debido a una disminución de la absorción de vitamina D, factores de consumo de fármacos y comorbilidades.

2. Desequilibrio hormonal

La causa más común de pérdida ósea es la falta de la hormona femenina estrógeno. Después de la menopausia, las mujeres experimentan una rápida disminución de los estrógenos que conduce a una mayor pérdida de masa ósea. Además, las mujeres jóvenes que dejan de menstruar también experimentan una disminución de los niveles de la hormona estrógeno, que puede desencadenar esta afección. Mientras que en los hombres, la falta de la hormona testosterona puede causar pérdida de masa ósea. Porque el cuerpo masculino convierte la testosterona en estrógeno que conserva los huesos. Además, un desequilibrio en varias otras hormonas, como la hormona paratiroidea y la hormona del crecimiento, que regula la forma en que los huesos usan el calcio, también puede hacer que los huesos se vuelvan más débiles y más porosos.

3. Falta de nutrición

Muchos órganos del cuerpo necesitan calcio en la sangre, incluidos el corazón, los músculos y los nervios. Cuando los órganos del cuerpo necesitan calcio, lo tomarán de la fuente de reservas minerales, es decir, los huesos. Si no obtiene suficiente calcio mientras continúa tomando calcio de sus huesos, estos eventualmente se volverán frágiles y delgados. Además, la falta de vitamina D también puede aumentar la probabilidad de pérdida ósea. Porque estas vitaminas pueden ayudar al cuerpo a absorber y utilizar el calcio correctamente. Por otro lado, el magnesio, el fósforo, la vitamina K y la vitamina B12 también son útiles para mantener la salud ósea para que no falte estos nutrientes.

4. Actividad física baja

Hacer poca actividad física también puede ser una causa de pérdida de masa ósea. Porque cuanto menos se use, los huesos serán más débiles e incluso más propensos a fracturarse. Para las personas que se desplazan largas distancias o tienen afecciones como parálisis o distrofia muscular, la pérdida ósea puede ocurrir rápidamente.

5. Fumar

Los fumadores tienen menor densidad ósea y un mayor riesgo de fracturas que los no fumadores. Los estudios sobre el tabaquismo y la salud ósea han encontrado otros efectos nefastos, que van desde los efectos tóxicos directos de la nicotina en las células óseas hasta el bloqueo de la capacidad del cuerpo para utilizar estrógeno, calcio y vitamina D.

6. Beber demasiado alcohol

Beber demasiado alcohol puede inhibir la remodelación ósea (el proceso de reemplazar tejido óseo viejo por uno nuevo) y aumentar la pérdida de calcio. Ambos pueden hacer que los huesos se vuelvan frágiles y porosos. Además, la embriaguez también puede aumentar el riesgo de caídas, lo que puede provocar fracturas.

7. Tomando ciertos medicamentos

Tomar ciertos medicamentos puede causar pérdida de masa ósea y aumenta el riesgo de fracturas. Los medicamentos más comunes son los corticosteroides que se usan para tratar el asma, la artritis reumatoide, la psoriasis, la colitis y otras afecciones. Además, los medicamentos anticonvulsivos también están asociados con la pérdida ósea.

8. Condiciones médicas

Varias afecciones médicas también pueden causar pérdida ósea, que van desde enfermedades genéticas como la fibrosis quística, enfermedades digestivas, hasta tumores que se infiltran en los huesos llamados mieloma múltiple. Además, la excreción anormal de calcio también contribuye a la pérdida ósea. El calcio que se excreta en la orina puede hacer que los huesos se vuelvan deficientes en este mineral. [[Artículo relacionado]]

Factores que aumentan el riesgo de pérdida ósea.

Hay varias hormonas en el cuerpo que pueden afectar la pérdida ósea. Si tiene una anomalía en las glándulas productoras de hormonas, puede tener un mayor riesgo de desarrollar osteoporosis. Los trastornos hormonales que pueden desencadenar la osteoporosis incluyen:
  • Glándula tiroides hiperactiva
  • Trastornos de las glándulas suprarrenales, como el síndrome de Cushing
  • Cantidades reducidas de hormonas sexuales (estrógeno y testosterona)
  • Trastornos de la glándula pituitaria
  • Hiperactividad de las glándulas paratiroides.
Otros factores que se cree que aumentan el riesgo de osteoporosis y fracturas incluyen:
  • Antecedentes familiares de osteoporosis
  • Historia de los padres de fractura de cadera
  • Índice de masa corporal menor que el estándar
  • Uso prolongado de tabletas de esteroides en dosis altas
  • Tiene un trastorno alimentario, como anorexia o bulimia.
  • Beber y fumar en exceso
  • Artritis reumatoide
  • Problemas de malabsorción, como en la enfermedad celíaca y la enfermedad de Crohn.
  • Algunos medicamentos que se usan para tratar el cáncer de mama y el cáncer de próstata que afectan los niveles hormonales.
  • Estar inactivo durante mucho tiempo, como descansar en la cama durante mucho tiempo

Cómo prevenir la pérdida ósea

El hueso es un marco que sirve para sostener y proteger los órganos del cuerpo del impacto y el lugar donde se unen los músculos, de modo que los músculos puedan moverse conectando los huesos entre sí. Por lo tanto, los huesos son el principal soporte del cuerpo cuando realiza sus actividades diarias. Es importante asegurarse siempre de que los alimentos que consume a diario sean suficientes para sus huesos. Elija alimentos ricos en calcio y vitamina D para mantener los huesos fuertes y no porosos fácilmente. El calcio se puede obtener de las espinacas, la soja, el queso y el pescado, mientras que la vitamina D se puede obtener del sol de la mañana y de los pescados grasos.

Saludable NoteQ

En la prevención de la pérdida ósea, esto está estrechamente relacionado con un estilo de vida saludable. En cambio, haga ejercicio con regularidad, cumpla con la ingesta de calcio y vitamina D, deje de fumar y limite el consumo de alcohol. Además, hable con su médico si le preocupa que tenga pérdida ósea, esté tomando ciertos medicamentos o tenga una afección médica que pueda desencadenarla.