Salud

La función del intestino grueso para la digestión en el cuerpo humano.

Tenemos dos tipos de intestinos, a saber, el intestino delgado y el intestino grueso. En general, el intestino delgado funciona para continuar el proceso de digestión de los alimentos. Mientras que la función del intestino grueso es procesar las etapas finales de la digestión de los alimentos. ¿Cuáles son las funciones del intestino grueso?

¿Cuáles son las partes del intestino grueso?

De hecho, el intestino grueso es más ancho que el intestino delgado. Pero el colon es mucho más corto. El intestino delgado mide aproximadamente 6,7 metros de largo, mientras que el intestino grueso mide solo 1,8 metros. El intestino delgado está conectado al intestino grueso a través de una parte del intestino llamada ciego. El intestino grueso o colon consta de cuatro partes, a saber, el colon ascendente, el colon transverso, el colon descendente y el colon sigmoide. El colon ascendente es la parte "cuesta arriba" del intestino grueso y se encuentra a la derecha del estómago. El colon transverso está en la parte superior y conecta el colon ascendente de la derecha con el colon descendente del lado izquierdo del abdomen. El colon sigmoide es la parte que se conecta al colon descendente y tiene la forma de la letra S. Esta sección se conecta al recto.

La función del intestino grueso en el sistema digestivo.

El intestino grueso tiene un papel importante como parte del sistema digestivo. Algunas de las funciones del colon incluyen:

1. Absorber agua

La función del intestino grueso que no debe subestimarse es la de absorber agua. La mayor parte de la digestión de los alimentos y la absorción de nutrientes se completa en el intestino delgado. Sin embargo, el intestino grueso ayuda a completar el proceso digestivo al absorber agua. Con esto, se forma material de desecho de alimentos sólidos para ser expulsado del cuerpo en forma de heces.

2. Absorber vitaminas

La función del intestino grueso es ayudar a absorber las vitaminas, que se forman a partir de la actividad de las bacterias buenas que viven en el colon. Hay alrededor de 700 especies de bacterias buenas que viven en el colon y ayudan a mantener nuestra salud. Algunas de las funciones de estas bacterias buenas son descomponer los polisacáridos no digeridos en ácidos grasos que son fácilmente absorbidos por el intestino grueso. La fermentación de estos polisacáridos no digeridos produce nitrógeno gaseoso, dióxido de carbono, sulfuro de hidrógenoy metano que es liberado por el cuerpo en forma de flatos (pedo). Las bacterias del intestino grueso también producen vitamina K y biotina. Cuando carecemos de ingesta de esta vitamina de los alimentos, la producción de esta vitamina por parte de las bacterias será de gran ayuda para mantener la salud.

3. Reducir la acidez y proteger el cuerpo de infecciones.

Reducir la acidez y proteger al cuerpo de infecciones son funciones muy importantes del intestino grueso. La mucosa de la superficie del intestino grueso secreta bicarbonato. Esta sustancia sirve para neutralizar el ácido producido por los ácidos grasos y otras sustancias digestivas del intestino delgado. La capa mucosa también juega un papel en la protección del cuerpo de las infecciones microbianas.

4. Produciendo anticuerpos

La función del intestino grueso es producir anticuerpos. El tejido linfoide en el colon ayuda en la producción de anticuerpos y anticuerpos de reacción cruzada. Estos anticuerpos generalmente son creados por el sistema inmunológico para mantener normal la cantidad de bacterias buenas. Sin embargo, estos anticuerpos también pueden actuar contra infecciones bacterianas graves para prevenir infecciones. Al igual que otras partes del cuerpo, el intestino grueso también puede experimentar problemas de salud. ¿Cuáles son algunos de los problemas médicos que pueden afectar al intestino grueso?

Enfermedades que interfieren con la función del colon.

Los factores genéticos, la dieta, el estilo de vida y la edad tienen el potencial de desencadenar enfermedades que interfieren con la función del colon. Algunos de los trastornos médicos que pueden causar problemas en el colon incluyen:

1. Pólipos de colon

Los pólipos de colon son un crecimiento excesivo de tejido en el intestino grueso. La mayoría de los pólipos son inofensivos, pero también hay pólipos que corren el riesgo de convertirse en cáncer. Cualquiera puede tener pólipos colónicos. Sin embargo, las personas que tienen más riesgo de desarrollar pólipos son aquellas que tienen más de 50 años, han tenido pólipos, familiares que han tenido pólipos y antecedentes familiares de cáncer de colon. Los síntomas de los pólipos colónicos incluyen sangrado durante las deposiciones y estreñimiento o diarrea que no desaparece durante más de siete días. Aun así, los pólipos de colon a menudo no causan ningún síntoma.

2. Colitis ulcerosa

La colitis ulcerosa es una enfermedad que causa inflamación y llagas en el intestino grueso. Esta enfermedad comienza a aparecer con mayor frecuencia entre las edades de 15 a 30 años, y aparece principalmente debido a factores hereditarios. Los síntomas de la colitis ulcerosa incluyen dolor abdominal, diarrea con sangre, pérdida de peso, pérdida de apetito, fatiga y letargo, anemia y dolor en las articulaciones.

3. Diverticulosis

La diverticulosis es una enfermedad en forma de la aparición de pequeños sacos llamados divertículos, que sobresalen del intestino grueso. Esta condición es común en personas mayores. Los médicos sospechan que la causa de la diverticulosis es una dieta que carece de fibra. La mayoría de los pacientes tampoco sienten ningún síntoma. Si los divertículos se infectan, se desarrolla diverticulitis. Los síntomas de la diverticulitis pueden incluir dolor abdominal (especialmente en el lado izquierdo del abdomen), fiebre, náuseas y vómitos, calambres y estreñimiento. En casos graves, la diverticulitis puede hacer que el colon se bloquee o incluso se desgarre.

4. Cáncer de colon

El cáncer de colon se produce debido al crecimiento de células anormales en el intestino grueso. Las mutaciones en estas células no tienen una causa conocida. Sin embargo, el riesgo de cáncer de colon aumentará en personas de 50 años o más, que hayan tenido pólipos de colon, antecedentes familiares de cáncer de colon, que tengan colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn, que sigan una dieta alta en grasas y baja en fibra y que tengan un hábito de fumar. El mantenimiento de la función normal del colon y la prevención de problemas de salud se pueden realizar con sencillos pasos. Comenzando por implementar una dieta balanceada, consumir mucha fibra de vegetales y frutas, satisfacer las necesidades de líquidos y hacer ejercicio con regularidad. Si hay síntomas que se sienten extraños en su tracto digestivo, no lo tome a la ligera y consulte a un médico. Este paso lo ayudará a obtener el diagnóstico y el tratamiento correctos de su médico.