Salud

Varios síntomas de la sífilis en las mujeres, de leves a graves

La sífilis o sífilis es una enfermedad de transmisión sexual que surge debido a una infección con la bacteria Treponema pallidum. La enfermedad que también se conoce como el rey león puede ocurrir tanto en hombres como en mujeres. En la sífilis femenina, la transmisión puede ocurrir de la madre al feto durante el embarazo o al bebé durante el parto. Esta enfermedad se divide en cuatro fases, a saber, fases primaria, secundaria, latente y terciaria. Cada fase puede provocar diferentes síntomas. La sífilis se puede transmitir a otras personas durante las fases primaria y secundaria. La transmisión puede ocurrir a través del contacto sexual, como durante el sexo vaginal, anal u oral. Si no se trata de inmediato y la enfermedad progresa a una fase latente, la sífilis puede poner en peligro la vida de quien la padece.

Síntomas de la sífilis en mujeres en todas las fases.

Debe conocer los síntomas de la sífilis femenina desde el principio para que esta infección pueda tratarse de inmediato. Si no se controla, esta enfermedad puede parecer que desaparece por sí sola, pero en realidad, la bacteria de la sífilis solo está "durmiendo" en el cuerpo y un día puede causar síntomas y complicaciones mucho más graves. Estos son los síntomas de la sífilis en mujeres en cada fase que necesita conocer:

1. Síntomas de la sífilis primaria

En la fase primaria de la sífilis, comenzarán a aparecer llagas en la piel. Por lo general, estas llagas aparecerán entre 10 y 90 días después de que estuvo expuesto por primera vez a las bacterias que las causaron. En promedio, la fase primaria comenzará a ocurrir 3 semanas después de la exposición. Las llagas causadas por la sífilis se parecen a las aftas, son redondas, de tamaño pequeño y no duelen. En la sífilis femenina, estas llagas suelen aparecer en la zona:
  • Vulva
  • Vagina
  • Cuello uterino o cuello uterino
  • Ano
  • recto
  • Lengua
  • Labio
En esta etapa, ya puede transmitir la sífilis a otras personas. Las llagas suelen desaparecer por sí solas en un plazo de 3 a 6 semanas. Sin embargo, si en esta primera fase no se trata la sífilis que se presenta, la enfermedad entrará en la segunda fase o secundaria.

2. Síntomas de la sífilis en fase secundaria

En la fase secundaria, los signos de infección no solo son visibles en los órganos reproductores femeninos como lugar de transmisión, sino que se han extendido a otros órganos. Los síntomas que aparecen en la fase secundaria incluyen:
  • Sarpullido o manchas rojas en la piel, especialmente en las palmas de las manos y las plantas de los pies.
  • La erupción que aparece no duele
  • Perdida de cabello
  • Dolor de garganta
  • Manchas blancas en la boca, nariz y vagina.
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Llagas que parecen verrugas genitales en la vagina.
  • Ganglios linfáticos inflamados
  • Pérdida de peso
  • El cuerpo que siempre se siente débil
En esta fase, la sífilis aún se puede transmitir a través del contacto con heridas en la vagina, la cavidad oral o el ano. Al igual que la fase primaria, los síntomas de la sífilis femenina en la fase secundaria pueden desaparecer por sí solos. Pero si no se trata, esta enfermedad no se curará y avanzará a la siguiente fase, a saber, la fase latente.

3. Síntomas de la sífilis latente

La fase latente también se conoce como fase inactiva. Porque en esta fase, las personas que padecen sífilis no sentirán ningún síntoma, a pesar de que las bacterias que la causan aún viven en el cuerpo. La fase latente ha comenzado desde que se completan las fases primaria y secundaria, y puede durar años. En esta etapa, la sífilis femenina no es contagiosa. Sin embargo, en el primer año de la fase latente, en algunas mujeres pueden aparecer síntomas de la fase secundaria. Cuando aparecen los síntomas, la sífilis puede ser contagiosa. La fase latente puede continuar hasta la fase final, es decir, la fase terciaria, si no se lleva a cabo un tratamiento para matar las bacterias causantes de la sífilis que residen en el cuerpo.

4. Síntomas de la sífilis en fase terciaria

En esta fase final, la infección por sífilis en el cuerpo puede dañar órganos vitales, incluidos el cerebro, el hígado, los ojos, el corazón, los nervios y los vasos sanguíneos. Esta enfermedad también ha comenzado a dañar los huesos y las articulaciones. La sífilis terciaria puede causar varias complicaciones peligrosas para el cuerpo, como:
  • Enfermedad nerviosa
  • Parálisis o parálisis
  • Ceguera
  • Sordo
  • Demencia
En condiciones muy graves, la sífilis en las mujeres puede causar la muerte. La sífilis que progresa a la fase terciaria es en realidad muy rara. Esta condición solo aparecerá si realmente no recibe tratamiento desde el principio hasta el final de la infección. [[Artículo relacionado]]

Tratamiento eficaz de la sífilis en mujeres.

Para tratar la sífilis, el médico generalmente le administrará el antibiótico penicilina. Este fármaco se considera eficaz para tratar la sífilis en todas las fases. La penicilina generalmente se administra mediante inyección directa. Además de la penicilina, otros antibióticos orales como la doxiciclina o la tetraciclina también pueden ser una elección del médico. La penicilina también es segura para las mujeres embarazadas porque no es dañina para el feto. Si las mujeres embarazadas con sífilis no reciben ningún tratamiento, el feto también puede estar expuesto a bacterias y dejarlo ciego o incluso morir. El tratamiento con penicilina matará las bacterias de la sífilis presentes en el cuerpo y evitará daños mayores. Sin embargo, este paso no restaurará la función de los órganos que ya han sido dañados. Si siente que tiene los síntomas de la sífilis mencionados anteriormente, consulte inmediatamente a un médico. No permita que esta condición progrese a la última fase que puede ser potencialmente mortal.