Salud

5 beneficios para la salud muy importantes del aire limpio

Respirar aire fresco y limpio no solo refresca el aliento. Más que eso, los beneficios del aire limpio para la salud física y mental también son numerosos. Entonces, no hay nada de malo si comienza a hacer algunos cambios para mejorar la calidad del aire en el entorno circundante. Básicamente, el aire de la atmósfera no puede limpiarse sin ningún contaminante. Varios tipos de gases como dióxido de azufre (SO2), sulfuro de hidrógeno (H2S), monóxido de carbono (CO) y otros gases deben estar presentes en el aire. Esto se debe a que existen procesos naturales que contaminan la atmósfera, como las erupciones volcánicas. Sin embargo, el contenido de gases tóxicos en el aire limpio no es excesivo, por lo que aún es seguro que lo inhalen los humanos. Es diferente si hay contaminación del aire causada por actividades humanas, como el combustible de los vehículos de motor. Como resultado de la quema de estos combustibles, ya no se puede decir que el aire esté limpio porque los niveles de toxinas que contiene han superado el umbral de seguridad para la salud.

Beneficios para la salud del aire limpio

El aire limpio ciertamente nutre el tracto respiratorio. Muchos países están ahora cada vez más activos en la realización de campañas de aire limpio para la salud. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha lanzado una campaña BreathLife para crear aire limpio en todo el mundo para 2030. Esta campaña está en línea con varios resultados de investigación que afirman que los beneficios del aire limpio para la salud humana son muy importantes, incluidos los siguientes.

1. Tracto respiratorio sano

La contaminación del aire es conocida como la causa principal de varios problemas de salud relacionados con la respiración. A pequeña escala, el aire sucio puede causar dificultad para respirar, tos, acumulación de moco en las vías respiratorias y dolor de garganta.

2. Reducir el riesgo de enfermedades crónicas.

Otro beneficio del aire limpio es que reduce el riesgo de enfermedades crónicas, como cardiovasculares (enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares) a varios tipos de cáncer. Al respirar aire fresco, rara vez se enfermará.

3. Prolonga la vida

La OMS dice que no menos de 7 millones de personas mueren cada año debido a la inhalación de aire contaminado. Sin embargo, esta tasa de mortalidad se puede prevenir si se asegura de que el aire que respira esté limpio y saludable, y de una exposición mínima a los gases tóxicos.

4. Aumenta la resistencia y la concentración

Cuando se acostumbre a respirar aire limpio, se sentirá más fresco y con más energía, por lo que podrá realizar sus actividades de manera más óptima. No solo eso, el aire libre de contaminación también ayudará al cerebro a funcionar de manera más óptima. ¡Para que puedas concentrarte más!

5. Arreglar estado animico

Los beneficios del aire limpio también se sentirán en la salud mental, lo que te hará sentir más feliz y menos estresado. Entonces, si se siente aburrido, intente caminar en un parque sombreado lejos de las multitudes, luego respire hondo para relajar su cuerpo nuevamente. [[artículos relacionados]] Además de la salud humana, los beneficios del aire limpio también se sentirán en el medio ambiente y en la tierra a nivel mundial. La visibilidad mejorará cuando se encuentre en un entorno con mínima contaminación del aire. Uno de ellos es porque no hay muchas partículas. (materia particular) volando en el aire. Además, se reducirá el efecto invernadero y se podrá evitar el calentamiento global. Puede lograr ese impacto dando pequeños pasos para llevar aire limpio que sea beneficioso para su salud y el mundo.

¿Qué puedes hacer?

Acostúmbrese a utilizar más a menudo el transporte público. Los beneficios del aire limpio se pueden obtener con pasos sencillos y sencillos, comenzando por uno mismo y llevándose a cabo en pequeños círculos como la familia. Algunas de las cosas recomendadas por la OMS para garantizar que la calidad del aire siga siendo buena para la respiración humana son:
  • Utilizando combustibles ecológicos, incluso sin emisión como un vehiculo electrico
  • Reducir el uso de vehículos privados y cambiar al transporte masivo (con la debida observancia de los protocolos de salud)
  • Incrementar la movilidad que no produce gases de escape, como caminar o andar en bicicleta.
  • Reducir la actividad de quemar basura al aire libre
  • Incrementar las actividades de reciclaje de residuos, incluso con fines económicos.
Además de estar al aire libre, también debe asegurarse de que la calidad del aire en la habitación permanezca limpia y libre de impurezas, como polvo o moho. Asegúrese de que la circulación del aire se mantenga correctamente y, en la medida de lo posible, evite fumar, especialmente en interiores, especialmente si el sistema de ventilación es inadecuado.