Salud

Suplementos antioxidantes para la salud, ¿los necesita o no?

Al llevar un estilo de vida saludable, las moléculas antioxidantes son una de las prima donnas que se buscan en los alimentos saludables. Los nutrientes que tienen propiedades antioxidantes también están disponibles en forma de suplemento. ¿Debería o no, sí, tomar suplementos antioxidantes?

Suplementos antioxidantes, ¿deben consumirse?

Como su nombre lo indica, los suplementos antioxidantes son suplementos que contienen moléculas antioxidantes concentradas. Las moléculas antioxidantes son nutrientes que tienen la capacidad de controlar el exceso de radicales libres. Los radicales libres se pueden formar naturalmente cuando hacemos ejercicio y cuando el cuerpo digiere los alimentos. Los radicales libres también pueden provenir del exterior del cuerpo, como la exposición a la luz solar, los contaminantes del aire, el humo del cigarrillo y productos químicos como los pesticidas. Los radicales libres incontrolados en el cuerpo pueden causar un problema llamado estrés oxidativo. El estrés oxidativo puede desencadenar daño celular, envejecimiento de la piel y el riesgo de enfermedades como el cáncer. Hay muchos tipos de nutrientes que son antioxidantes. Los suplementos antioxidantes generalmente contienen entre el 70% y el 1,60% del requerimiento diario de nutrientes que se destacan en los productos complementarios. Algunos suplementos antioxidantes que puede encontrar a menudo, a saber:
  • Betacaroteno
  • Luteína
  • Licopeno
  • Selenio
  • Vitamina A
  • Vitamina C
  • Vitamina e
El selenio es un mineral que tiene efectos antioxidantes, por lo que, lógicamente, la ingesta de suplementos antioxidantes puede ayudar al organismo a controlar los radicales libres. Sin embargo, el uso excesivo y no recomendado puede ser contraproducente y causar problemas de salud.

Los peligros de los suplementos antioxidantes si se consumen en exceso

Si no tiene cuidado al consumirlo, existen varios riesgos de los suplementos antioxidantes que pueden ser contraproducentes:

1. Aumentar potencialmente el riesgo de cáncer

Aunque las moléculas antioxidantes son importantes para controlar los radicales libres que desencadenan enfermedades como el cáncer, algunos metaestudios incluso han demostrado que los suplementos antioxidantes no tienen ningún efecto preventivo contra el cáncer. De hecho, en un metaestudio publicado en la revista Nutrición y cáncer, los suplementos de betacaroteno aumentan el riesgo de cáncer de vejiga y de pulmón en los fumadores. La excepción son los suplementos de selenio, que pueden reducir el riesgo de cáncer en personas con deficiencia de este mineral. Aun así, aún se necesitan más estudios sobre los beneficios de los suplementos de selenio.

2. Riesgo de reducir el rendimiento del ejercicio físico

Varios estudios han encontrado que los suplementos antioxidantes (especialmente las vitaminas C y E) pueden interferir con la capacidad del cuerpo para adaptarse al ejercicio. Los suplementos antioxidantes también corren el riesgo de reducir los beneficios para la salud del ejercicio.

3. Riesgo de provocar defectos en el feto

La vitamina A es un nutriente esencial para el desarrollo fetal. Sin embargo, las dosis altas de vitamina A (como las de los suplementos) pueden aumentar el riesgo de malformaciones congénitas. No se recomiendan dosis altas de suplementos de vitamina A para mujeres embarazadas, excepto en áreas donde la población es propensa a la deficiencia de vitamina A. Consulte a su médico sobre los suplementos que desea tomar, incluso si está embarazada o en período de lactancia.

¿Qué pasa con los suplementos de vitamina C?

Si bien es posible que no se recomiende el consumo de otros suplementos antioxidantes, los suplementos de vitamina C son una excepción. Hay varios beneficios potenciales que se pueden obtener con dosis que no son excesivas. Los beneficios de los suplementos de vitamina C, por ejemplo:
  • Prevenir resfriados
  • Controlar la presión arterial y las enfermedades cardíacas.
  • Reducir el riesgo de enfermedades crónicas.
  • Potencial para reducir los niveles de ácido úrico
  • Previene la deficiencia de hierro.
  • Aumentar la resistencia
  • Mantener la memoria y las habilidades de pensamiento.
Aunque los suplementos de vitamina C tienen beneficios potenciales, aún debe consultar con su médico antes de tomarlos.

Fuente de antioxidantes naturales que se pueden consumir

Obtener antioxidantes de alimentos saludables es ciertamente más seguro y tiene efectos más positivos en el cuerpo. Los alimentos de origen vegetal contienen niveles más altos de moléculas antioxidantes. Los niveles de antioxidantes en cada alimento también variarán. Algunos alimentos vegetales que son fuentes de antioxidantes naturales, a saber:
  • Verduras: brócoli, pimientos, espinacas, col rizada
  • Frutas: naranjas, manzanas, arándanos, fresas, uvas.
  • Granos integrales: avena, quinua, arroz integral
  • Frijoles: frijoles pintos y frijoles rojos
  • Frutos secos: nueces y almendras
  • Bebidas: Café y té.
  • Otra comida: chocolate amargo
El brócoli es una fuente natural de antioxidantes [[artículos relacionados]]

Notas de SehatQ

Los suplementos antioxidantes pueden ser beneficiosos y saludables, pero pueden ser dañinos para el cuerpo si no se consumen con prudencia. El uso excesivo de suplementos antioxidantes puede ser contraproducente para la salud y aumentar el riesgo de ciertas enfermedades, desde cáncer hasta defectos fetales. Siempre consulte a un médico si desea tomar algún suplemento, incluidos los suplementos antioxidantes. Es más recomendable obtener moléculas antioxidantes de alimentos saludables.